El Camino de Santiago en Cantabria: La ruta Lebaniega

CONVENTO DE LOS CAPUCHINOS DE MONTEHANO JUNTO A LA MARISMA EN SANTO?A

Toda historia tiene un origen, y los inicios del Camino de Santiago están íntimamente ligados al Norte de España. Este itinerario, jalonado por más de 1.800 edificios religiosos y civiles de interés histórico se conoce como el Camino del Norte, e incluye varias rutas. Las más conocidas son el Camino Primitivo y el Costero, por la cornisa cantábrica, pero otras reclaman nuestra atención por sus valores diferenciadores: el Camino de Baztán en Navarra, el del interior vasco y la ruta lebaniega. En total, se trata de 1.100 kilómetros que discurren por Euskadi, Navarra, La Rioja, Cantabria, el Principado de Asturias y Galicia.

El Camino Primitivo de peregrinación a Compostela es el primer itinerario xacobeo. Sus dos rutas, tanto la primitiva como la costera, fueron durante un siglo el único Camino de Santiago existente. Una parte importante de ese impulso cultural europeo, lo constituye en Cantabria el enlace del Camino de la Costa con el Camino Francés a través de la Ruta Lebaniega, que tuvo repercusión en la identidad de Cantabria a lo largo de los siglos, como portadora de los valores culturales más importantes de la Europa medieval.

MONASTERIO DE SANTO TORIBIO DE LIEBANA EN POTES

El paso de los peregrinos por las tierras de Cantabria al tiempo que trajo consigo todo un programa de construcciones, abrió otras rutas para visitar Santas Reliquias en otros lugares de la zona.
El Monasterio de Santo Toribio, junto Jerusalén, Roma y Santiago de Compostela, tiene el privilegio de celebrar el Año Santo. Desde sus orígenes, una importante afluencia de peregrinos de diversos lugares buscó ganar el jubileo y rendir culto al Lignum Crucis, el mayor fragmento de la Cruz de Cristo, que se conserva en el mundo. Por otro lados, fue en este monasterio donde el monje Beato de Liébana, desarrolló su labor propagandística de la peregrinación a Compostela, como autor de importantes obras escritas como “Comentario al Apocalipsis” y “O Dei Verbum”, dedicado al apóstol Santiago, y creador de la primera escuela de dibujo y miniado medieval español.

El enclave de la ruta en el Parque Nacional de los Picos de Europa aporta una relevancia natural y paisajística de gran valor. El Camino Lebaniego se convierte en un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza y el senderismo, una ruta donde se funden cultura, deporte, naturaleza y misticismo: toda la esencia de Cantabria desde el mar hasta la montaña.